La membrana atómica

Existe una relación muy estrecha entre los chakras del cuerpo etérico y el astral, entre estos dos cuerpos existe una envoltura de átomos físicos entretejidos de una variedad especial de prana.


Del cuerpo astral al etérico hay algunos átomos de prana que sí pueden penetrar pero para otros la entrada o salida es insalvable. Esto es lo que impide la comunicación prematura entre ambos planos, o una entidad astral podría entrar o introducir fuerzas a lo cual una persona no preparada sería incapaz de hacer frente.

 

El resguardo atómico sirve de salvaguarda contra muchas situaciones indeseables. El daño al resguardo es un grave desastre y esto puede ser causado por una impresión emocional fuerte de mal carácter, un gran susto o un ataque de ira, drogas, alcohol o narcóticos que tienen substancias volátiles que al desintegrarse, pasando una porción de ellas del estado físico al astral, estas substancias circulan en dirección opuesta a la que deben, dañan y destruyen esta membrana.

 

Existen dos formas de deterioro de la membrana atómica:


1. La materia volátil quema el tejido y se destruye, provocando obsesión o locura.
2. Los elementos endurecen el tejido atómico deteniendo y entorpeciendo las pulsaciones y ya no pasa suficiente prana.


Con el Pranic Healing se limpia el cuerpo de todas las influencias que hayan podido llegar del mundo astral y se procede a un nuevo sellado de la membrana atómica que impida nuevas perturbaciones.

 

Subir